Marcarán las bases para evitar la detención de alimentos

De acuerdo con datos del Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), al año, aproximadamente 48 millones de personas (1 de cada 6 ciudadanos norteamericanos) padecen de enfermedades transmitidas por alimentos. De éstos 128,000 terminan hospitalizados y 3,000 mueren. Esto representa un problema de salud pública. Para enfrentar este problema, el Presidente Obama firmó la Ley de Inocuidad Alimentaria (FSMA, por sus siglas en inglés). Esta Ley le da mayor capacidad a la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) de proteger la salud pública mediante el robustecimiento de sus controles y un nuevo enfoque sobre la prevención.

Todos los nuevos controles tienen una orientación proactiva en común y por supuesto, incluyen requisitos específicos para los alimentos importados. Aunque una gran parte de los reglamentos de esta Ley se publicaron de manera reciente, el sistema ha estado en construcción algunos años y poco a poco se podrá observar el impacto de estas nuevas medidas.

La presencia constante en los mercados mundiales de productos de mala calidad y contaminados, y el consiguiente aumento de los rechazos o detención de los productos a la hora de exportar, se traducen en graves daños para la salud y el desarrollo económico de los países. Los rechazos no solo afectan a un producto o a un conjunto de productos, sino a importantes cantidades de diferentes tipos de productos provenientes de países en los que se han identificado malas prácticas higiénicas o de manejo y conservación.

“México ocupa un lugar muy importante en la exportación de alimentos frescos y procesados hacia los Estados Unidos, por lo que cumplir con todas las nuevas disposiciones es de suma importancia para poder mantener el nivel de exportaciones y asegurar el crecimiento futuro. Sin lugar a dudas, la industria alimentaria tiene la responsabilidad de proteger la salud pública y todos los sistemas de control deben estar diseñados con la inocuidad como principal objetivo”, señaló Rebeca López, Directora de Logre International Food Science Consulting.

Y añadió: “Sin embargo, para que se pueda tener una participación exitosa en el negocio, es importante llegar al mercado. Muchas compañías han participado en este mercado de manera sumamente exitosa cumpliendo con estándares de calidad e inocuidad por encima de todos los requisitos legales, por lo que adaptarse a los nuevos requisitos es solo cuestión de hacer algunos ajustes menores. Otras compañías tendrán que hacer una labor más profunda para asegurar el éxito futuro. Para poder enfrentar los nuevos retos, será importante entender bien todos los requisitos y cumplir mucho más allá de las expectativas”.

La solución no reside en el cierre de las fronteras ni en la multiplicación de los sistemas de vigilancia, con el objeto de hacer que el ingreso de las mercancías sea más selectivo, sino en adoptar estrategias correctivas que incidan en todas las fases del proceso de producción. En este, sentido, la conferencia; “Detenciones en la frontera: ¿cuáles son las causas?, ¿cómo evitarlas?, que impartirá Rebeca López García, Directora de Logre International Food Science Consulting; licenciada en Química y Doctora en Ciencias en Tecnología de Alimentos y Toxicología; certificada en Legislación Alimentaria Internacional, presentará un análisis de los datos históricos de detenciones en frontera, con lo cual será posible determinar los puntos débiles de la industria y proponer estrategias simples para superarlos. También se conocerá, si al día de hoy, aunque es un poco temprano después de la publicación de los controles para los productos importados, si ha cambiado el tipo de detenciones por la implementación de FSMA.

“Más allá de adaptarse a los nuevos requisitos, el estudio de este historial nos puede dar claves importantes sobre los temas en los que se requiere hacer énfasis para evitar los problemas antes de entrar al mercado. Si se comprenden los datos históricos y los requisitos, los exportadores tendrán más herramientas para estar listos y aprovechar todas las nuevas oportunidades”, refiere Rebeca López García.

El Food Technology Summit & Expo Guadalajara promete consagrarse como el punto de encuentro de la industria alimentaria en la región del Bajío. Estará compuesto por un Piso de Exposición, un Congreso Internacional y Talleres Gratuitos de Innovación Alimentaria, dentro del cual se ofrecerán DOS CONFERENCIAS MAGISTRALES SIN COSTO. Se llevará a cabo los días 1 y 2 de junio de 2016, en Expo Guadalajara, en la ciudad de Guadalajara, México.

Para conocer las actividades y agenda completa del FTS&Expo Guadalajara, visite: www.ftsexpoguadalajara.com